top of page

Una verdadera historia de amoren los VI Juegos Paranacionales



En el desarrollo de las justas en deporte de discapacidad, no todo es competencia, sudor y lágrimas, también hay lugar para el amor entre las familias que acompañan a los atletas.

Es el caso de Teresa Valencia, esposa y cuidadora de Ferry de Jesús Giraldo Franco, representante del Billar-Físicos de Risaralda.


Llevan juntos 47 años, tiempo en el que han construido un hogar, pues son padres de tres hijos a quienes heredaron un inconfundible amor por la salsa y un irremplazable respeto hacia el estudio.


Hace 18 años, a Ferry le descubrieron el síndrome de Guillain Barré, que impacta su sistema inmunitario y ocasiona debilidad muscular y parálisis en algunas partes del cuerpo.

Esta situación los llevó a fortalecer más su relación y aunque vivieron momentos difíciles, ahora saborean las mieles de un capítulo en el que el deporte es protagonista.



“Es una gran experiencia porque son vivencias muy lindas, con todos los compañeros, el empeño que ellos tienen de ser los mejores. No es algo que yo diga que es cansón, lógico nos agotamos, pero cada que los veo con esas ganas de triunfar, me dan más ganas de cuidarlos”, expresó Teresa Valencia.


En estos Juegos, Ferry quiere recompensar todo el esfuerzo de su esposa con las medallas, porque sabe que todas sus victorias, se han construido juntos.


El fragmento de esta canción está en sus corazones como un recuerdo vivo que nunca morirá: ´Yo quiero hacer por ti una casa bella, que tenga flores y jardines al entrar y poder contar contigo las estrellas’.


#ElDato: Teresa Valencia ha acompañado a Ferry Giraldo a 20 torneos en los últimos 7 años, siendo su esposa, amiga y compañera.

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page