top of page

El boccia, todo un estilo de vida para la familia Galeano, disciplina en la que encontraron una nuev

Para María Isabel Galeano y toda su familia el deporte del Boccia ha sido transformador en la vida de cada uno de ellos.


Fue hace cuatro años cuando una enfermedad hizo que María Isabel, la protagonista de esta hermosa historia, perdiera la movilidad de sus extremidades inferiores, lo que anímicamente fue un golpe muy duro para ella y toda su familia. Una enfermedad degenerativa que ya había afectado desde el nacimiento a su hermano menor Johan Alexánder Galeano.


Cuando la patología se manifestó en María, quien hasta el momento llevaba una vida normal, ella y su familia vivieron momentos difíciles, pero gracias a Dios y a sus ganas de seguir adelante, cuando más oscura estaba la noche, salió el sol para iluminar su vida.

Hace 2 años una amiga le comentó de la disciplina del Boccia que se entrenaba en el barrio Cuba, de Pereira, y aunque inicialmente se mostró reacia a la idea, finalmente se decidió ya que siempre quiso practicar algún deporte.


“Fue muy difícil comenzar de nuevo, pero Dios puso un ángel en mi camino, y me mostró por dónde debía continuar y buscar mi felicidad, así fue que encontré a la familia boccia”, expresó María.


Luego de aceptar la invitación, y enamorarse literalmente a primera vista del boccia, animó a su hermano Johan Alexánder, a quien cariñosamente llaman ‘Cuco’, para que saliera de su encierro y la acompañara. Finalmente él también se dejó seducir de esta práctica, que ahora no solo es deportiva y familiar, también es un estilo de vida.

¡Qué grande es tener familia!


Desde el inicio, María contó con el apoyo de sus 2 hijas y su esposo, quienes se convirtieron en parte fundamental en cada una de las competencias, no solo como acompañantes, también como parte del equipo de Boccia de Risaralda.


“Boccia para mí significa una mejor calidad de vida, tengo muchos sueños a futuro. Me ha cambiado la vida totalmente, tanto a mí como a mi familia”, concluyó la deportista, quien por estos días representa a Risaralda en Cali, en los Juegos Paranacionales.


Definitivamente el deporte es un transformador de vidas que brinda nuevas oportunidades para quienes quieren.


Con historias como estas, queda demostrado que en el corazón de los risaraldenses el deporte es “Sentimiento de Todos”.

0 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page