top of page

Niños de las Escuelas de Formación de Risaralda conocen escenarios deportivos

Prensa Juegos Nacionales


Si alguien todavía duda de que el deporte transforma vidas, que vea los rostros de los más de 180 niños y jóvenes de las escuelas de formación del departamento de Risaralda que viven y disfrutan los XXII Juegos Deportivos Nacionales con un enfoque diferente.


Muchos de ellos pisaron un estadio y, en este caso, un complejo acuático, por primera vez. El Hernán Ramírez Villegas, con la emoción de fondo por el fútbol Femenino, fue testigo como desde Apía, Mistrató, La Celia y Balboa, municipios risaraldenses, llegaron los futuros deportistas que dejarán en alto el nombre de sus regiones.


El escenario les abrió sus puertas y cada uno de sus rincones fue recorrido por los niños y jóvenes, que sin duda se llevarán el legado de los Juegos en sus corazones.



Además, fueron invitados de honor, ocupando la Tribuna del Legado, un lugar especial en los escenarios deportivos para acoger a las diferentes comunidades que hacen parte de este enfoque social.


“Fue una actividad con un sentido muy especial, desde el punto de vista educativo para que todos los jóvenes y niños puedan conocer los deportes, pero teniendo la experiencia de verlos en vivo y conocer los escenarios” indicó Claudia Rojas, coordinadora nacional de legado.


Después llegó la emoción de los clavados, el imponente trampolín del remodelado Complejo Acuático de la ciudad de Pereira, le dijo a los niños y jóvenes que el deporte es una opción de vida, en la cual, los miedos se enfrentan para cumplir sueños.


Sin duda, esta experiencia inspirará a muchos de ellos para desarrollar sus actividades deportivas. Se volverán embajadores de este proceso, de lo que significan estos Juegos, que se viven mejor juntos.


“Es clave que en el proceso educativo se viva la experiencia, porque eso es lo que queda en el recuerdo, en la emoción y hace que posteriormente lo quieran volver a vivir. Encuentran deportistas que ganan y pierden, y eso es precisamente lo que el deporte aporta para la vida, manejar las emociones”, agregó la coordinadora.


Serán más de 2.000 niños y jóvenes que harán parte de la Tribuna del Legado durante el desarrollo de las Juegos y de otras actividades en este marco. Y es que ellos ya saben que algún día pueden estar en ese trampolín, como los hermanos Uribe; le pegarán al balón como lo hace Ana Milé González. ¡Sueñan en grande y disfrutan el deporte!

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page