La Dimayor sigue asfixiando a la prensa deportiva en los estadios


La División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), la misma que nació prácticamente con la prensa deportiva en Colombia en 1948, hoy día se muestra tirana y mezquina con los medios de comunicación que no le generen ingresos económicos. Con la aparición del protocolo de medios de comunicación que se ve colgado en la web oficial del organismo deportivo, se puede catalogar como la crónica de una muerte anunciada.


Es decir, los periodistas que por décadas han cubierto y transmitido los partidos de fútbol del equipo representativo de sus respectivas ciudades, hoy día ya se sienten coartados, amenazados y atropellados por las restricciones implacables del órgano rector del fútbol.


En otras palabras la prensa deportiva (veteranos y novatos) se siente observada no precisamente por los fanáticos del fútbol; sino por un cargo nuevo que apareció en los estadios denominado “oficial de medios”, que persigue, amenaza y ejecuta inclementemente a todo periodista que se salga de sus normas.


El temible protocolo de medios determina de manera clara las directrices que deben seguir los medios de comunicación antes, durante y después de los encuentros deportivos del fútbol profesional, así como las zonas de los estadios a las cuales tienen acceso; igualmente, establecen las consecuencias del incumplimiento del mismo.


El protocolo tiene restricciones como éstas “Los fotógrafos no podrán grabar videos con sus cámaras; a los que sean sorprendidos haciendo esto, se les quitará la acreditación y serán retirados del estadio.


Bajo ningún concepto y en ningún momento, antes, durante y después del partido se podrán utilizar cámaras de video distintas a las de la transmisión oficial y a las autorizadas por la DIMAYOR”.“Para los partidos de la Superliga, Liga, Liga Femenina, Copa y Torneo Aguila, los (NPD) - No Poseedores de Derechos, podrán llevar equipo de grabación de video a los estadios con el único objetivo de realizar entrevistas tras el partido en la zona mixta y en la conferencia de prensa, siempre que haya espacio disponible”.


“Está estrictamente prohibido que los NPD graben imágenes o sonido de los partidos. Para garantizar la integridad de los derechos exclusivos de nuestros licenciatarios de los derechos de los medios, los NPD no podrán tener ningún tipo de equipo de grabación en el estadio, especialmente en la tribuna de prensa, tribuna de espectadores, el área del terreno de juego o cualquier otro sector desde donde puedan grabarse imágenes de los partidos. Los NPD deberán dejar el equipo de grabación fuera del estadio durante los partidos”.


“El uso de teléfonos con fines informativos en tiempo real por ejemplo informar en directo, actualizar datos del partido, realizar entrevistas, etc.) queda prohibido desde media hora antes del inicio del partido hasta una hora después del final en cualquier zona del estadio para los medios que no están autorizados a realizar transmisión radial”.


“No están permitidas las transmisiones por redes sociales en tiempo real. La toma de videos en zonas y/o tiempos no indicados tampoco están autorizados. A cualquier representante de los medios de comunicación y/o periodista acreditado que sea sorprendido transmitiendo en vivo por alguna red social le será suspendida la acreditación inmediatamente”.


A eso sumado que la denominada zona mixta designada para entrevistar los futbolistas, la habilitan una vez finalice la conferencia de prensa obligatoria con los directores técnicos de ambos clubes; dice la norma que los futbolistas de ambos equipos están obligados a pasar por citada Zona Mixta siendo decisión de ellos entregar o no declaraciones a los medios de comunicación. Es decir, casi dos horas después de terminado el partido… cuando ya se pierde toda importancia.


Una vez indagué el motivo por el cual se tomaron estas medidas antipopulares para la prensa deportiva, la explicación es literalmente de carácter económica, el naciente canal de televisión (Win Sports +), propiedad de la organización Ardila Lülle (50%) y Directv (50%), suscribió un convenio millonario con Dimayor, cuyo presidente es el abogado y exdirector de Cambio Radical Jorge Enrique Vélez.

.

Lo que se busca con esta medida, ni más ni menos, es que el Canal (Win +), tenga la exclusividad de los partidos de fútbol de los cuatro torneos que tiene Dimayor (Superliga, Liga, Liga Femenina, Copa y Torneo Aguila); los 36 clubes afiliados a Dimayor de la A y de la B aceptaron las condiciones a cambio de una cifra millonaria de más derivada del negocio, diferente a los aproximados 4 mil millones de pesos que reciben los equipos Clase A, y hasta ahora, nada de nada.


Así las cosas rayos y centellas caerán en la próxima Asamblea Ordinaria de Dimayor, en razón de que hasta la fecha la “platica” prometida de más, todavía no se ha visto y algunos presidentes culpan tanto a Vélez como a Ramón Jesurum de tener su guardado.


De acuerdo a lo anterior, se puede concluir que esa etapa romántica de la prensa deportiva, en la que la radio vivió sus “años mozos”, por allá en la década de los años 80, 90 y hasta el 2000, ya queda muy poco. Se arriesga incluso a que en un abrir y cerrar de ojos, permitan transmisiones de radio sólo para los que paguen derechos, al mejor estilo de los torneos de Conmebol o FIFA; estamos casi que seguros que para allá vamos.


Es decir, este capítulo nuevo no tiene otra expresión más apropiada que decir “el capitalismo salvaje de las comunicaciones se apoderó de su majestad el fútbol y viene arrasando miserablemente con su mayor aliada a través de la historia-la prensa deportiva”.

Una cosa es reglamentar el ingreso al estadio con una escarapela así como se hace en torneos internacionales, pero otra es, intimidar y amenazar con retirar la escarapela por algo tan elemental como hacer una entrevista a cualquier deportista dentro del estadio, con una cámara del celular.


Ante la pluralidad de hechos irregulares por parte de Dimayor y sus oficiales de medios, como retirar escarapelas aisladas a algunos periodistas que no les permite el ingreso al estadio, y la más delicada que se volvió sonada en todo el país, la no entrega masiva de las credenciales del personal periodístico del Periódico La Patria y Qhubo de Manizales.


Al respecto la Asociación Colombiana de Periodistas Deportivos (Acord Colombia) emprendió los acercamientos con el máximo ente rector del fútbol, tratando de flexibilizar las drásticas medidas. Por lo menos se cumplió el objetivo y finalmente entregaron las escarapelas.


De no darse las cosas en otro caso eventual, tocará echar mano de la Acción de Tutela, buscando que se respete el derecho a informar, pues ya hay un antecedente jurisprudencial ocurrido en Neiva, mediante un Fallo de Tutela de la Corte Constitucional (Sentencia T-368/98), se le ordenó al presidente del Club de Fútbol Atlético Huila, para la fecha-Orlando Rojas Bustos, para que permitiera el ingreso y desarrollo de su trabajo a los periodistas Nelson Puentes Lozano y Gilberto Aragón, integrantes de Radio Super.


En este caso hipotético sería vincular en la eventual Tutela al Presidente de la Dimayor, pues él es el directo responsable, dado que si no retiran la escarapela ordenada por el Oficial de Medios, hasta el Club resultaría sancionado con una multa de ocho millones de pesos.


Yo me pregunto… qué diría el pionero del periodismo deportivo, Carlos Arturo Rueda si estuviera vivo, el mismo que agitó su garganta cantando un gol por primera vez en un estadio.


Dice la historia que la prensa deportiva es más antigua que el fútbol en Colombia, en 1912 se dan las primeras publicaciones deportivas en El Espectador y en El Tiempo, ya en 1948 cuando comienza el Fútbol Profesional Colombiano, arrancan de lleno las transmisiones de radio que terminan consolidándose en la década de los 50 con el auge del ciclismo y el nacimiento de la Vuelta a Colombia.


¡ Ya ni la antigüedad, ni la experiencia se respeta !































¡ Ya ni la antigüedad, ni la experiencia se respeta!en la década de los 50 con el auge del ciclismo y el Colombia.

¡ Ya ni la antigüedad, ni la experiencia se respeta!


896 vistas

Página creada por Acord Risaralda - Todos los derechos reservados ©