Aló… ¿HUGO GALLEGO? (Parte 2)


Cortesía EL COLOMBIANO


La hinchada verdolaga aplaudió a los campeones de 1989


El domingo 6 de octubre de 2019 el plantel de Atlético Nacional, campeón de la Copa Libertadores en 1989, recibió la ovación y el reconocimiento de la hinchada verdolaga en la celebración del Dia del hincha. Previo al partido frente a Atlético Junior las legendarias figuras encabezadas por René Higuita pisaron la cancha donde brindaron jornadas épicas con la camiseta verde.


Uno a uno los protagonistas de aquel gran logro fueron recibiendo el aplauso de la fanaticada del Rey de Copas, y exhibieron el trofeo ganado aquel 31 de mayo; entre otros René Higuita, “Chonto” Herrera, Luis Carlos Perea, Geovanis Cassiani, Gildardo Gómez, J.J. Carmona, Jaime Sierra, Luis Fdo. Suárez, León Villa, “Chicho” Pérez, Didi Valderrama, Jimmy Arango, J.J. Tréllez, Alfonso“Bendito” Fajardo y Miguel Núñez. No hicieron presencia Leonel Álvarez y Alexis García. También recibió aplausos Hernán Darío Gómez, quien fuera el asistente técnico de Francisco Maturana, el preparador físico Diego Barragán; y la directora de comunicaciones en aquel tiempo, María Victoria Jiménez.


También se recordó a los fallecidos Andrés Escobar, Felipe Pérez y Albeiro Uzuriaga.


Ricardo De León trajo el Pressing a Colombia


Aquí les contamos, con el apoyo del polémico técnico, cómo surgió el Atlético Nacional criollo de 1987.


La conformación de aquel equipo integrado en su totalidad por jugadores colombianos, la mayoría de ellos antioqueños, tuvo un punto de partida, y dos protagonistas de excepción: Francisco Maturana y Hugo Gallego.


Quien escribe estas líneas abordó a Hugo Gallego, el ideólogo de ese movimiento criollista, para recordar el momento en que se puso en marcha.


Y Hugo dice… “


DGH: Aquel Atlético Nacional de 1987 que revolucionó el fútbol colombiano, qué modelo y estilo de juego tenía? Dónde se originó?


HG: “ Esto es la primera vez que lo cuento, no se usted por qué lo pregunta, pero se lo voy a decir. En el mes de enero de 1987 nos reunimos en el camerino de Nacional “Pacho” Maturana y Hugo Gallego; entonces le pregunté… “Pacho”, a qué querés jugar?. A lo que respondió: Hugo, quiero jugar como lo hacía Zubeldía. Yo le repliqué. Como jugaba Zubeldía?. Zubeldía ya murió, y con él sus ideas.


Y le agregué, ahora nadie hace marcación individual en el Mundo, ni siquiera en Italia. A lo que “Pacho” ripostó: Entonces cómo lo vamos a hacer? Y le contesté; juguemos a lo que nos enseñó Ricardo De León, agregándole… Si esto resulta bien el que va a ser reconocido y famosos es “Pacho” Maturana, no va a ser Hugo Gallego. Entonces “Pacho”, con una humildad que solo tienen los grandes, me dijo, hagámoslo entonces”.


El profesor Hugo Gallego se enciende en su coherente relato dando más detalles del punto de partida en 1987…


DGH: Profesor Gallego, nuestros futbolistas venían de jugar en sus equipos con líbero y stoper. ¿Cómo hicieron para inculcar en ellos esa idea de la defensa en zona, ósea lineal?


HG: La base fue la repetición. El trabajo. Al comienzo les costó captar la idea porque era algo nuevo para nuestros futbolistas. Todos los días les hablábamos sobre el nuevo proyecto. Es que se trataba del primer equipo de la liga colombiana con jugadores criollos pensando en un gran logro internacional. La mayoría de ellos eran muchachos antioqueños; y les decíamos que no podíamos fallar. Si fallábamos nosotros, fallaba Antioquia.”


DGH: ¿Este proyecto tuvo alguna influencia de Luis Cubilla, quien fuera técnico de Atlético Nacional en 1983?



HG: “El profesor Cubilla jugó con Ricardo De León. Pero a él no le gustaba el estilo del profesor; es más, se retiró de su Club en Uruguay por no compartir esas ideas. Todo el mérito fue del profesor Ricardo De León, quien sólo duró 4 meses como técnico del Tolima, pero alcanzó a sembrar la semilla. Allí fui uno de sus alumnos”.


“Era una cosa increíble lo que ese señor sabía de fútbol. Basta con señalar que ahora, año 2019, miro equipos como el Manchester City de Pep Guardiola, y el Liverpool de Jurgen Klop; quienes hacen cosas de las que Ricardo De León nos enseñaba en 1980; método que había creado En Uruguay en 1964.”


En Atlético Nacional en 1987 fuimos insistiendo en la idea del fútbol zonal, del achique, del agrande, de la posesión de pelota; y la recuperación tras pérdida del balón cerca del área del equipo rival”.


Hugo Gallego nos permitió volver a ver la película de los primeros pasos de aquel Atlético Nacional criollo que transformó el fútbol colombiano por dos factores:


El primero fue que la mayoría de equipos en nuestro país entraron en la onda del fútbol zonal y la posesión de balón; porque además en torno a esta idea surgió “una escuela de técnicos”.


El segundo fue que la Federación colombiana de fútbol aprovechó el proceso adelantado en el cuadro verdolaga. Entonces León Londoño Tamayo llamó a Francisco Maturana como seleccionador nacional, y el estratega acudió a la estructura de Atlético Nacional, reforzando con jugadores de otros clubes para lucir la camiseta de Colombia en el Torneo Preolímpico en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en 1987.


Colombia no clasificó en fútbol para los Olímpicos de Seúl, pero ese combinado nacional entusiasmó a todos con su juego.


El siguiente paso fue la Copa América de 1987 en Argentina, donde Maturana fue elegido como el mejor técnico, el “Pibe” Valderrama como el mejor jugador, y Arnoldo Iguarán se consagró como máximo goleador.


Luego llegó el título de Atlético Nacional en la Copa Libertadores de 1989 con jugadores criollos, y con Maturana como técnico, y la clasificación de Colombia para el Mundial Italia 1990. Tremenda cosecha.


Se trató de un proceso ganador. Algo que dejó huella; y con el profesor Hugo Gallego hemos revisado el génesis del primer gran proyecto del fútbol colombiano.


2 vistas

Página creada por Acord Risaralda - Todos los derechos reservados ©